18 May Bizcocho vegano de vino tinto y cerezas / Receta

sitanenaweb-recipeblog-redwinecake1v-ES


Receta + diseño de Sita & Nena.

 

BIZCOCHO VEGANO DE VINO TINTO Y CEREZAS
Nuestra nota: Aquí está el delicioso bizcocho vegano de vino tinto y cerezas (sin huevos ni lácteos), una de nuestras originales creaciones fruto de cocinar una receta tradicional: bizcocho de vino tinto, veganizarla y añadir fruta de temporada: cerezas. Cocina intergeneracional de la Abuela Sita y Nena, posiblemente una de las mejores gastrofusiones, siempre sabrosa hecha en casa con amor. ¡Simplemente irresistible
!

  • INGREDIENTES *receta vegana

Nuestra nota: En el método de medidas en cups (tazas), descubrimos que el volumen es la clave. No hay que pesar los ingredientes. Una cup tiene el mismo volumen de ingredientes (líquidos o sólidos) que un vaso o una taza. 

SECOS
1 y 1/2 cups de harina de trigo normal (para todos los usos)
3/4 cup de panela o azúcar de caña sin refinar
1/3 cup de cacao puro en polvo sin azúcar
1 cucharita de bicarbonato de sodio
4 cucharitas de levadura química
Una pizca de sal
1/2 cup de perlitas de chocolate negro vegano (opcional)
HÚMEDOS
1/2 cup de vino tinto
1/2 cup de cerezas maduras
Nuestra nota: usar fresas en lugar de cerezas.
¼ cup de mermelada de cerezas o fresa
6 cucharadas de aceite vegetal (cualquier sabor neutro)
Nuestra nota: el aceite de girasol para los bizcochos es perfecto.

 

  • RECETA PASO A PASO

1. Precalentar el horno a 180ºC. Engrasar con aceite vegetal fondo y paredes del molde rectangular, para luego cubrirlo con papel para horno, así el papel quedará pegado al molde y listo para verter la masa del bizcocho.
Nuestra nota: El molde rectangular pequeño o molde de pan va genial para esta cantidad de ingredientes. Puedes multiplicar las cantidades por el número de veces que quieras y tendrás una tarta más grande, así podrás utilizar otro tamaño de molde para horno.
2. Mezclar los ingredientes secos en un bol: azúcar, harina tamizada, levadura química, canela molida y sal. Mezclar bien con un cucharón de madera.
Nuestra nota: siempre tamizamos la harina para bizcochos y magdalenas.
3. Mezclar los ingredientes húmedos en otro bol: mermelada de cerezas, aceite vegetal y vino tinto. Mezclar bien con una espátula.
4. Verter la mezcla de ingredientes húmedos en el bol de ingredientes secos. Mezclar todo con el cucharón de madera hasta conseguir una textura uniforme (más bien líquida y sin grumos).
5. Lavar, deshuesar y cortar las cerezas. Poner azúcar en un plato y rebozar los trocitos de cereza. Reservar.
6. Verter la mezcla final con ayuda de la espátula en el molde, repartir las cerezas con azúcar sobre la superficie con el peso irán para el fondo del molde y por último espolvorear un poco la superficie con azúcar moreno.
7. Meter en el horno durante 40 minutos a 180ºC, hasta que quede dorado.
Nuestra nota: Abrir el horno no es aconsejable, siempre puedes dejar el bizcocho en el horno durante unos minutos más.
8. Sacar del horno y dejar que se enfrié antes de comer y/o desmoldar.
9. Servir cada trozo tal cual o acompañar con una bola de helado de vainilla (sabor al gusto) y chocolate negro fundido (opcional).

 


NO TE ACOSTARÁS SIN SABER UNA COSA MÁS

  • La historia del vino se ha entrelazado con la historia de otras actividades humanas como pueden ser la agricultura, la gastronomía, así como las actividades lúdicas de las civilizaciones. El vino se produjo por primera vez durante el neolítico, según los testimonios arqueológicos hallados en los montes Zagros (en la región que hoy ocupan Irak e Irán) gracias a la presencia de Vitis vinifera sylvestris y la aparición de la cerámica durante este periodo. La evidencia más antigua de la producción y consumo de vino es una vasija del año 5400 a. C., hallada en el poblado neolítico de Hajii Firuz Tepe, en los montes Zagros. | wikipedia.org
  • Cereza, también conocido como guinda,  es el nombre del fruto de varios árboles del género Prunus, aunque comercialmente se aproveche un número limitado de especies. La especie más antigua de todas es el cerezo ácido, Prunus cerasus, originario de la zona entre el mar Negro y el mar Caspio. Plinio el Viejo relata que el general romano Lúculo, en su lucha frente a Mitrídates, en el siglo I, llegó a Cerasunte, hoy Giresun, la capital costera turca. La fruta que encontró allí, la cereza, le agradó y la llevó de regreso a Roma. | wikipedia.org

POSTS RELACIONADOS


 SÍGUENOS: TWITTER / PINTEREST / FACEBOOK / INSTAGRAM 


COSERICANTAR BLOG

Cosericantar blog de cocina casera creativa que contiene un recetario con más de 80 recetas (versión vegana incluida) y 14 menús. Deliciosas ideas para las comidas diarias de lxs peques 🙂